martes, 8 de abril de 2014

¡ 3, 2, 1...GO!


Cada año igual. Te mueres por que llegue el verano con su buen tiempo, sus terrazas, sus vacaciones en la playa y sus historias de amor pero, a la hora de la verdad, no hay quien te saque de ese jersey de lana ancho en el que llevas escondida desde los turrones de Navidad. 

Pero este año va a ser tu año, no tenemos ninguna duda. Por si acaso todavía te falta el empujoncito final, tedejamos unos consejos que a nosotros nos han ayudado a vencer la bikinifobia
 Diseña un plan
No te vamos a mentir. Ponerse en forma no es fácil y las excusas para saltarse una sesión de gimnasio o para comerse un cupcake van a perseguirte. La mejor forma de estar preparado para ello es la organización. Coge tu agenda y sé realista. Si te cuesta madrugar no planees salir a correr a las 6 de la mañana de lunes a domingo y si por las noches estas enganchada a todas las series de la tele, después de cenar no va a ser un buen horario para ti. En ese sentido, es mejor que hagas ejercicio 3 veces por semana y cumplas siempre, a que te propongas cosas extremadamente difíciles que no vas a poder cumplir. Así evitarás desanimarte y abandonar antes de ver resultados.
  Hazte con un buen equipo
Hacer deporte no significa obligatoriamente tener que rescatar tus zapatillas y tu sudadera del instituto. De hecho, ahora mismo hay una gran variedad de marcas y conjuntos para salir a correr, hacer yoga, spinning o fitness – o lo que elijas para tonificarte – que estamos seguros te van a encantar.El truco es hacerte con uno tan bonito que no puedas esperar para lucirlo. Para que te hagas una idea, te enseñamos algunos conjuntos que puedes encontrar en deporvillage.com que va a aumentar tu motivación



      Consigue socios
Porque las penas, compartidas, se dividen y las alegrías se multiplican. Tanto si el deporte es un suplicio para ti como si es lo mejor de tu día, compartirlo con alguien es siempre una buena idea. Te ayudará a no saltarte entrenamientos, a conocer gente nueva y a divertirte más. ¡Y lo que te divierte deja de ser una obligación para convertirse en algo que te apetezca!
 Elige tu recompensa
Porque a todo esfuerzo le corresponde una recompensa, piensa ya, desde el primer momento cual será la tuya si cumples con tu plan. Puede ser la propia satisfacción de verte y sentirte 
mejor, un vestido nuevo o, por supuesto, un bikini que deje ver tu nueva y saludable silueta. ¡Sea lo que sea, te lo habrás ganado con sudor!
 Sé realista
Este es uno de los puntos más importantes para que tu plan no fracase: tienes que ser realista con lo que te propones. Tanto si quieres adelgazar, como si lo que buscas es tonificarte o simplemente mejorar tu resistencia no puedes olvidar que todo necesita tiempo. No esperes ver resultados al día siguiente ni tampoco al cabo de una semana. ¡Ponerse en forma también requiere paciencia! Los retos son positivos siempre que sean alcanzables; cuando son imposibles se convierten en una fuente de frustración.
 Ponte en marcha
Sin excusas. Sin posponerlo. Sin trucos ni medias tintas. ¡3, 2, 1…GO! 

Autora: Sandra Castell
Departamento de Comunicación www.deporvillage.com