domingo, 11 de agosto de 2013

¿LAS MEMORIAS DE NUESTRO CEREBRO SON TODAS IGUALES?

¿Son iguales nuestras memorias? ¿Cuantos tipos de memorias tenemos?
La memoria es una función de nuestro cerebro. Y en él tenemos diferentes tipos de memorias que cumplen diferentes funciones.
Por un lado tenemos:

  •  Las memorias breves que son las que utilizamos para aprender un número de teléfono, marcarlo en el momento y luego lo olvidamos
  • Las memorias a largo plazo.- Estas son las memorias que perduran a lo largo de toda nuestra vida. Por ejemplo: ¿Como me llamo? ¿Dónde vivo?
Y por otro lado tenemos:
  • La memoria implícita. Son las memorias que tenemos para las rutinas, o sea para aquellas cosas que hemos tenido que aprender en un momento de nuestras vidas y las realizamos de forma mecánica: Andar, escribir, comer, vestir, etc... No hemos nacido sabiendolo, tuvimos que aprenderlo.
  • La memoria explícita.- Son las historias, los relatos de lo que nos ha ocurrido en nuestra vida.
     
Tenemos una estructura en el cerebro, en la parte detrás de los oídos debajo de la sien, donde se encuentra el hipocampo, una estructura antigua que la tienen todos los mamíferos desde hace 200 millones de años y es muy importante para formar la memoria implícita. En el hipocampo se forman muchas memorias que luego se transfieren a la corteza cerebral donde se almacenan la mayoría de las memorias. Actúa de forma similar a  como cuando  das a guardar en un ordenador un documento y queda almacenado en otro espacio.
La corteza cerebral es la parte más evolucionada del cerebro.
Es muy probable que casi todos los circuitos neuronales tengan un componente guardado tanto de memoria implícita o explicita.
La memoria más eficaz es la que hoy en día menos valoramos, hoy no se quiere las cosas de memoria, se prefiere la creatividad o reflexión. O sea la memoria de los Reyes Godos, esa memoria de memorias de rutinas, es importantísima en nuestras vidas. Por qué gracias a esa memoria retenemos la información de la mayor parte de las cosas, útiles para funcionar cotidianamente y que hoy en día se desprecia en la educación moderna pero la memoria más evolucionada es la memoria explícita, basada en una forma de aprendizaje relacional que sólo es posible en cerebros muy evolucionados como el cerebro humano. Esta memoria no es otra que la capacidad que tiene el cerebro humano de relacionar las cosas de distinta naturaleza, relacionar cosas del pasado, del presente, cosas de aquí de allí, podemos relacionar todo de una forma complejísima y esta capacidad de relacionar todo esto es lo que da lugar a la memoria semántica, a la memoria de los conocimientos sobre todo tipo de actividades, de información (historia, geografía, política, etc...)
  • ¿Se mejora la memoria sin practicar? Si, a lo largo de la vida se realizan actividades que ayudan a mejorar la memoria sin necesidad de practica. Por ejemplo: Te compras un móvil nuevo y tienes que leer las instrucciones para aprender  en los primeros días como funciona y cansada te vas a dormir, habrás comprobado que al día siguiente sabes más del manejo y funcionamiento de lo que sabías el día anterior, eso es debido a la memoria offline (fuera del tiempo en el que estás aprendiendo las cosas) y esto tiene lugar durante el sueño. El sueño es una maravilla para mejorar la memoria y hablaremos de ello en otra entrada.
  • ¿Es más inteligente el que tiene memoria o tiene más memoria el que es inteligente?
Hay una memoria llamada memoria de corto plazo, en ingles llamada working memory, es el tipo de memoria que utilizamos para razonar, cuando estamos intentando solucionar algún problema mentalmente, traemos a nuestra memoria información tremendamente útil para seguir razonando, tomar decisiones, etc.
Esa memoria de trabajo la genera la parte más evolucionada del cerebro, la corteza prefrontal.
Se han demostrado dos cosas respecto a esa memoria:
1.- Que ejercitándola mucho mejora. Podemos mejorar nuestra memoria de trabajo.
2.- Esa capacidad de memoria de trabajo está muy relacionada con la inteligencia, es decir las personas más inteligentes tienen más capacidad de memoria de trabajo y por tanto si somos capaces con práctica, con ejercicio, jugando al ajedrez o realizando actividades de este tipo que ponen en marcha la memoria ejecutiva, la memoria de trabajo.
Entonces somos capaces de mejorar nuestra memoria, y mejoraremos nuestra inteligencia.



Fuente: Ignacio Morgado.-Catedrático de Psicobiologia en la Universidad de Barcelona (España) 
Aquí os dejo una entrevista que le realizaron a Ignacio Morgado por si quereis más información acerca de la Memoria.
Ignacio Morgado.- Entrevista
Si os ha gustado mi nueva entrada no olvideis hacer click +1 o dejar vuestros comentarios.
Gracias por leerme y Hasta Pronto.