domingo, 2 de junio de 2013

LA MEDITACIÓN REDUCE EL ESTRES

La meditación se usa para reducir el estrés. Se han realizado estudios en donde la meditación  consigue aliviar los síntomas del trastorno de estrés postraumatico.


EL trastorno de estrés postraumático (TEPT) es un tipo de trastorno dentro del grupo de los trastornos de ansiedad.
Este tipo de trastorno suele ocurrir después de un suceso en donde se haya observado o experimentado algo de tipo traumático que involucra una amenaza de lesión o muerte.
Este tipo de trastorno puede ocurrir a cualquier edad y aparece después de evento:
  • Un asalto
  • Violencia doméstica
  • Encarcelamiento
  • Violación
  • Terrorismo
  • Guerra. Los veteranos cuando regresan de la guerra.
Un ejemplo muy conocido de este tipo de trastorno fue lo ocurrido a los familiares y amigos que presenciaron el atentado del 11 de Septiembre de 2011.
Las causas del trastorno aún se desconoce, pero hay factores psicológicos, genéticos, físicos y sociales que intervienen. Este tipo de trastornos no afectan a todas las personas por igual. No se sabe por qué  afecta a unas personas y a otros no. Haber tenido antecedentes de algún otro trauma anterior se cree que puede incrementar el riesgo de padecer este trastorno después de un hecho traumático.

Quienes realizan meditación aumentan sus niveles de cortisol en sangre hasta un 67%.
El Cortisol es una de las hormonas que regula la respuesta del cuerpo al estrés.
Aquellos que meditan, muestran menos síntomas del trastorno de estrés postraumático.

Un estudio publicado por el Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism realizado por científicos han demostrado los beneficios de practicar meditación en el caso de personas con trastorno de estrés postraumático.
El estado de salud mental provocado por un evento traumático puede causar retrocesos, ansiedad y otros síntomas. Para estos pacientes practicar ejercicios de meditación y estiramientos les puede ayudar a paliar los síntomas y normalizar los niveles de hormona del estrés.
Los pacientes de trastornos de estrés postraumatico tienen altos niveles de una hormona liberadora de corticotropina (CRH) e inusualmente bajos de cortisol, dos hormonas que regulan la respuesta del cuerpo al estrés. Aunque los niveles de la hormona del estrés cortisol se elevan en respuesta a la presión, pacientes con TEPT tienen niveles anormalmente bajos de cortisol y se benefician cuando aumentan, como sucedió en este estudio cuando las personas practicaron ejercicios de relajación y estiramientos durante ocho semanas.
Los ejercicios de mente-cuerpo ofrecen un método de bajo costo que podría ser utilizado como complemento a la psicoterapia tradicional o como tratamiento a las drogas.
Las personas con trastorno de estrés postraumático también pueden tener problemas con  el consumo excesivo de alcohol, depresión y problemas de salud conexos.
Los participantes al estudio mente-cuerpo informaron de que no sólo los ejercicios redujeron el impacto del estrés, sino que también dormían mejor, se sentían más tranquilos, estaban más motivados para continuar con sus aficiones y actividades placenteras que habían abandonado.
La meditación le brinda al practicante un estado extraordinario de bienestar.
Si te he aportado algo con esta entrada no te olvides de hacer click G+ o dejar tu comentario.
Gracias por leerme y Hasta Pronto.